HISTORIA

Los Procesos Revolucionarios en América Latina

Entre las principales insurrecciones y revueltas en el siglo XVlll figuran los conflictos entre criollos y portugueses en el Brasil, la sublevación de los Vegueros en la Habana, la rebelión chacarera en el Paraguay, el alzamiento del campesinado indígena en el Perú y la sublevación comunera en Nueva Granada.

En el virreinato de Nueva Granada, apenas había transcurrido una década desde la gran insurrección comunera, cuando ya circulaba por su territorio la primera edición americana de “La Declaración de los Derechos del Hombre”. Su traductor y publicista era don Antonio Nariño dueño de una imprenta quien participaba en una conspiración que se proponía alcanzar la independencia.

Descubierto el proyecto en 1794, la inquisición apresó a Nariño y lo condenó a 10 años de prisión y al exilio perpetuo, pero en Cádiz se fugó y se enrumbó a París donde forjó una sólida amistad con Francisco de Miranda, revolucionario de connotación mundial. Este Caraqueño proveniente de una familia de comerciantes en tela y plantaciones de cacao, quien se había destacado durante la guerra de la independencia de los Estados Unidos, pues participó en la captura de Pensacada, en el asalto a Providencia y junto a Washington, en la victoria de Yorktown. Luego su fama creció durante la revolución francesa, cuando los girondinos lo nombraron Mariscal, con su visión de vencer a los ejércitos extranjeros. Los austriacos y prusianos lograron su primer éxito, lo promovieron al cargo de General de las Fuerzas Armadas Francesas, después, Miranda triunfó en Valmy y tomó la Plaza Fuerte de Amberes considerada inexpugnable.

Leer Mas….

Histobiografía de la Nueva Granada

La nueva granada logró la independencia de España luego de la batalla de Boyacá en 1819. Ese mismo año se conformó en angosturas Venezuela y Ecuador “La Gran Colombia”. Luego con la desintegración de esta, la nueva Granada, Ecuador, Perú, Bolivia y Venezuela, estas se convierten en 5 repúblicas independientes en 1830. La Nueva Granada se convierte en 1831, en un estado independiente. La constitución de Cúcuta en 1821, fue la carta política de La Gran Colombia y la causa de las primeras luchas entre sus defensores y quienes querían reformarla. Francisco de Paula Santander apareció como defensor del orden constitucional, mientras que Simón Bolívar al oponerse adoptó la dictadura….

 

Leer Mas….

Perfil Histórico de Santafé de Bogotá en la Época de la Nueva Granada

 Según el profesor Jaime Jaramillo Uribe, investigador e historiador, nos cuenta que después de pasada la guerra de la independencia la capital de la Gran Colombia, que por disposición del congreso en 1819 se llamara simplemente Bogotá y se convierte en el centro de la vida política e intelectual del Nuevo Estado. La ciudad posee una brillante élite formada en las postrimerías del virreinato, educada en las obras de los ilustrados españoles y de los enciclopedistas franceses. Se ha formado un tipo humano llamado “El Bogotano”, expresión de una cultura añeja y madura, cuyo representante típico fue don Antonio Nariño, hábil político orador elocuente, periodista, ágil que maneja la sátira y la burla con maestría desde la columna de su periódico “La Bagatela”. Desde los comienzos de la era republicana su pueblo estaba dirigido por juristas letrados, oligarcas y teólogos, dando muestras de una

Leer Mas….

La Sublevación en la Nueva Granada

En la Nueva Granada, como en el resto de territorios bajo la soberanía de España, el impulso absolutista de la Corona Borbónica motivó que en 1767 se expulsara a los jesuitas. Dicha orden constituida un estado dentro de otro, algo verdaderamente intolerable para un déspota ilustrado como el que entonces reinaba desde Madrid. A partir de ese momento, aunque las misiones y propiedades de los proscritos curas formalmente fuesen administradas por la real dirección fiscal llamada “Bienes de Temporalidades”, muchas de esas tierras junto con aborígenes que las trabajaban, cayeron bajo el control de los terratenientes indianos. En el virreinato de la Nueva Granada, uno de los principales favorecidos por esta práctica fue Jorge Miguel Lozano de Peralta y Varáez Maldonado de Mendoza y Olalla, marqués de San Jorge, octavo heredero del mayorazgo de la Dehesa de Bogotá, cuya familia siempre había figurado entre los principales encomenderos del altiplano desde la época de la conquista. Su principal propiedad era la hacienda “El Novillero” en la Sabana de Bogotá, que abarcaba los actuales municipios de Funza, Serrezuela y Mosquera.

Leer Mas….

La República Artesanal de Colombia

En Colombia, muerto el libertador Simón Bolívar y derogadas sus medidas revolucionarias, el régimen conservador se consolidó mediante la constitución de 1831, que implantaba una república oligárquica y muy centralizada, garantizaba privilegios o fueros a militares y a grandes propietarios, fuesen estos laicos o eclesiásticos. Incluso, bajo la egida de Francisco de Paula Santander el nombre del país fue sustituido por el usado en la época del colonialismo “Nueva Granada”.

Entonces se reestablecieron el diezmo, los mayorazgos, las alcabalas y manos muertas, así como el sistema tributario feudal …

Leer mas…

El Golpe Militar-Artesanal de 1854

El desprestigio del presidente Obando y del Congreso, que, en setenta y siete días de sesiones, no expidió una sola ley, condujo a la nación a una sensación de anarquía. El movimiento del 17 de abril de 1854 fue presentado como la respuesta a esa situación, dado que el General José María Melo había prometido regenerar la República.

La versión oficial continúo diciendo que había corrido el rumor, que el Congreso no podía seguir legislando “en esa circunstancia, que entraría contra las instituciones”. Fue entonces cuando “empezó a soplar el huracán de la indignación popular” sus sentimientos religiosos al perturbar una procesión religiosa, pues ya no podía soportar más “audaces demasías y provocaciones insufribles”. En esas circunstancias de extrema tensión social, “la revolución estaba hecha”. El viernes santo (14 de abril), nadie estaba tranquilo en la capital: “todos temblaban por su seguridad, todos aguardaban de un instante a otro el estallido del trueno revolucionario”. Solo faltaba un hombre bastante fuerte y querido por el pueblo, capaz de “sobreponerse a la situación, adueñarse de ella y dar un giro benéfico a las pasiones desencadenadas”. Ese hombre “que las circunstancias reclamaban”, apareció en la escena para representar “un papel noble y generoso”, era el General José María Melo Ortiz….

 Leer Mas….